Salud bucal en pacientes diabéticos

Las variaciones en el nivel de glucosa, en  personas con diabetes, los hace más susceptibles a sufrir problemas bucales, como enfermedades periodontales y caries. Estas enfermedades, a su vez, provocan que el tratamiento de la diabetes se vuelva complicado, lo que genera un círculo vicioso que se puede evitar con una pronta atención.

Lo que el especialista hace, en primer lugar, es reducir la inflamación de las encías y atacar las infecciones que se presentan con regularidad ya que de otro modo es imposible  atender al paciente.

Una vez que la inflamación ha cedido, el odontólogo ya puede iniciar un tratamiento más intenso, sobre las partes afectadas.

Uno de los principales problemas a lo que se enfrentan los pacientes con diabetes es la resequedad bucal,  debido a la poca secreción de saliva. Esto acarrea como consecuencia el debilitamiento del esmalte y la consecuente susceptibilidad de los dientes; además del mal aliento y la halitosis.

Si tú padeces de diabetes, te damos estos prácticos consejos que te ayudaran a proporcionarte una atención más especializada y cuidar tu salud bucal:

  • Acude con frecuencia al odontólogo para controlar la aparición de caries e infecciones tales como la candidiasis.
  • También sométete a continuas revisiones y tratamientos periodontales, con la finalidad de conseguir un adecuado estado del hueso y la encía, que le sirven de sostén al diente.
  • Tratar adecuadamente las infecciones bucales y resolverlas, ayudará también al paciente diabético a un mejor control de sus niveles de azúcar.
  • Cepíllate con un dentífrico (pasta de dientes) que tenga flúor. Hazlo con frecuencia y con un cepillo suave. Si puedes escoger un enjuague con flúor mucho mejor.
  • Dejar de fumar.
  • Ingiere mucho líquido para evitar la resequedad.